Menu
Planeta Azul

Trayectoria Medioambiental de Sergio Pérez Betancourt

Musico – Cantante – Compositor y Productor

Para principios de los años 70, cuando el artista Sergio Pérez Betancourt era todavía un joven adolescente, viviendo en la ciudad de Caracas, Venezuela, la población mundial era de 4.000 millones de habitantes, un nivel demográfico que todavía permitía mantener una sustentabilidad razonable en cuanto a consumo, desechos y emisiones generadas por los seres humanos.

Ya desde 1969 con la llegada del hombre a la luna y las sorprendentes imágenes de nuestro planeta visto desde el espacio exterior, la humanidad comienza a verse a sí misma como una Aldea Global y gracias a esa nueva percepción una creciente cantidad de personas toman conciencia de los procesos vitales que rigen nuestro ecosistema y es así como se inicia la consolidación del movimiento medioambiental moderno en el desde entonces llamado Planeta Azul. En Caracas existía entonces un grupo plenamente identificado con este movimiento donde destacó la labor pionera realizada por Ofelia Suarez en el centro de reciclaje de Caricuao y de los grupos que se mudaron a la Gran Sabana y a La Azulita cerca de Mérida para plantear un modo de vida integrado a la naturaleza.

En 1974 Sergio viaja a Boston para continuar sus estudios, primero al New England Conservatory donde cursa Composición y Violín y luego Composición y Arreglos en el Berklee College of Music. Durante este periodo además de muy diversas actividades musicales, se integra al movimiento Macrobiótico liderado por Mishio Kushi y participa en iniciativas ecológicas como el grupo No Nukes que organizo la marcha de 5 Mile Island, enfocada en el tema de la responsabilidad relacionada con el uso de la energía nuclear, recordando al ciudadano que el genocidio de Hiroshima y Nagasaki jamás debería repetirse. Campañas como Save the Whales en la cual también participó se centraban en actividades para el rescate de diversas especies en extinción.

En 1980 tras un año viviendo en Manhattan regresa a Venezuela, graba junto Vytas Brenner y forma parte de las agrupaciones Adrenalina Caribe, Grupo Latino de Jazz y Tiempo Común (Teatro de la Calle) para más tarde formar junto a Jairo y Nelson Zuleta la banda de inclinación ecológica Nueva Era, que centró sus presentaciones en el restaurant Macrobiotico de Las Mercedes. En estos tiempos pone en práctica el uso de composteros caseros para el reciclaje de materia orgánica y la fabricación artesanal de Tofu (Queso de Soya) y otros productos integrales.

Proyecto Fluyendo-Vocero de Fudena

En 1987 sale el Disco Blanco, primero del artista como solista y en el 1989 Mueve un Pie que continuo con una cadena de éxitos muy recordados y grandes conciertos masivos. En 1992 se edita el disco Hay que Vivir en el cual aparece la canción Fluyendo donde a través de la metáfora del agua como elemento predominante del Planeta Azul se retrata la vida de nuestros ríos y el significado de nuestra raza, este tema se convertiría en el ancla para realizar numerosas actividades ecológicas a mediados de esta década.

En febrero de 1994 firma un convenio con la Fundación para la Defensa de La Naturaleza (FUDENA) mediante el cual se compromete como vocero oficial de dicha agrupación ecológica. Durante el tiempo de colaboración con FUDENA se adelantaron muy importantes iniciativas entre las cuales destacan la campaña para la adopción de especies en extinción, que permitió salvar de la desaparición total especies como La Tortuga Marina, El Caimán del Orinoco y El Oso Frontino y las campañas para la limpieza y mantenimiento de las costas y playas de Venezuela, que contaron con un amplio apoyo de los medios de comunicación.

En el terreno artístico se realizó el video clip del tema Fluyendo en colaboración con UCV 0:24 y Tepuy Films, y se complementó con la presentación coreográfica realizada por Anita Vivas en los premios Ronda de 1994 que fue transmitida por RCTV. Entre 1995 y 1997 se efectuó una gira universitaria denominada Sergio Pérez al Natural con exuberantes escenografías de plantas tropicales y mensajes alusivos a la causa ecológica.

En 1997 compone el tema Guerreros del Arcoiris, una canción, inspirada en una profecía indígena, que fue dada a conocer fundamentalmente a través de los esfuerzos del grupo ecológico GREENPEACE, en los nombres de sus buques insignia RAINBOW WARRIOR I, hundido por las fuerzas armadas francesas y RAINBOW WARRIOR II, también abordado en el Atolòn de Mururoa con motivo de las pruebas nucleares también francesas, que despertaron una ola de protestas a nivel mundial.

En El 2001 graba Cosechando Conciencias, tema originalmente concebido para una campaña de alimentación y nutrición que posteriormente se mantuvo como una iniciativa independiente.

Después de una larga pausa, en el 2009 hace una segunda versión del tema Nuestro Manantial para el disco Báilalo Tú También y desde el 2013 ante la creciente amenaza que representa el Cambio Climático a causa del calentamiento global y de otros problemas medioambientales relacionados con la Demografía y la generación de desechos Tóxicos y domésticos que contaminan aceleradamente nuestro planeta, tiene planteado un regreso activo a la causa ecológica, para lo cual ya está grabando una canción de cosecha reciente titulada Puentes en el Tiempo.